¡Hola a todos!, hay problemas con la web que espero poder arreglar lo antes posible, ¡mil perdones!

Ver índice de webs/blogs

RetroManiac : Impresiones con Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge, ¿el mejor beat'em up de las tortugas? Leer


Cuando en los años 80 irrumpieron las Tortugas Ninja en diversos medios, y se afianzaron con la serie de televisión y sus respectivos videojuegos, pronto se vió que aquella franquicia tendría largo recorrido, y a pesar de sus lógicos vaivenes que relegaron a Rafael y compañía a los rincones más oscuros de las tiendas de juguetes jugándose su desaparición, el renacimiento de los quelonios mutantes se ha consolidado con esta nueva obra maestra de Dotemu y Tribute Games. ¡Cowabunga!


Está claro que Dotemu se está tomando muy en serio la recuperación de viejas franquicias y glorias de los 80 y 90. Windjammers o Streets of Rage 4 son perfectos ejemplos de la dedicación de la editora francesa por completar su línea de emulación y rescate de licencias, con nuevas entregas, continuaciones y/o remakes diversos. Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge viene a unirse a un excelso catálogo por el que los jugones tendríamos que agradecer eternamente a Dotemu. El camino que iniciaron hace más de una década no estaba todo claro, pero el tiempo les ha dado la razón; sin duda.

 

Los enfrentamientos contra los bosses no faltarán

Uniendo esfuerzos con el talentoso estudio Tribute Games, afincado en Canadá y conocido por viejas glorias de la escena independiente como Ninja Senki (2010), Mercenary Kings (2014) o Panzer Paladin (2020), el temor de un servidor era que los canadienses complicaran en exceso y sin necesidad unas mecánicas tan básicas como las que el género demanda, al menos en esencia. Mercenary Kings o, en parte, Panzer Paladin, son dos buenos ejemplos de enrevesar la mandanga sin necesidad, juegos en los que haber simplificado su jugabilidad y mecánicas hubieran ayudado a hacer de estas producciones dos títulos más accesibles y disfrutables. Quizás en su afán por añadir opciones típicas de los juegos modernos, o alargar la vida de sus títulos, terminaron por bajar algo el nivel general de aquellos ejemplos.

A partir del zoo empiezan a aparecer enemigos más pesadetes

 

Afortunadamente esto no ha ocurrido con la nueva entrega de las tortugas. Inspirándose en los grandes trabajos de Konami, sobre todo a partir del segundo arcade y sus conversiones para 16 bits (¿alguien dijo Turtles in Time?), y rebuscando como dios manda en los entresijos del comic original y las diversas entregas de series animadas e incluso películas cinematográficas, el equipo de Tribute ha parido un juego excepcional, notable en todos los sentidos y dotado de una personalidad y un carisma propios, que no deja de recoger tributos (¡y nunca mejor dicho!) de aquellos títulos de la Konami que sí molaba, para hacer continuos guiños a los más viejos del lugar, pero sabiendo, ahora sí, adaptarse a los tiempos contemporáneos con un sistema de movimientos, combos y jugabilidades muy bien ejecutados.

¡Acaba con ellos maestro!

 

En el juego, el pesado de Shredder ha vuelto a robar la estatua de la libertad, así que las cuatro tortugas, acompañadas de Splinter y April (más un Casey que podréis desbloquear al finalizar el juego), unen fuerzas para recuperar al famoso monumento y acabar con las huestes del Clan Pel pie y sus comparsas. No hay muchas novedades ni en argumento ni en enemigos: los típicos ninjas robotizados de diferentes colores y habilidades del clan, mezclados con los puñeteros cacharros voladores, los robots electrizantes y enemigos finales como nuestros queridos Rocksteady y Bebop. ¡Qué haríamos sin ellos, ainsh!

El juego está repleto de detalles

 

Desde el principio podremos escoger entre un novedoso modo aventura y otro arcade. Mientras que el primero nos propone ir superando los niveles a través de un minimapa de la ciudad, con la posibilidad de volver sobre nuestros pasos para mejorar puntuación o conseguir los logros que nos propone el juego en cada uno de estas fases, el segundo se acerca más a la típica experienca maquinera, con 16 largos y variados niveles por delante y cantidad de diversión asegurada, tanto en solitario como en multi (online y en la misma máquina pueden repartir tortazos hasta 6 jugadores simultáneos). También podremos escoger entre diferentes niveles de dificultad (recomendamos el medio o difícil si sois algo experimentados en el género) y repasar los movimientos con los que cuentan los personajes, que son bastantes.

Uno de nuestros movimientos preferidos está de vuelta ;)

 

Una vez entrados en harina, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge no deja de ser un "yo contra el barrio", por lo que la variedad la aportan las difernetes situaciones a las que nos enfrentaremos, los cambios de plano en los niveles o la configuración de las oleadas de enemigos. Fases de conducción/carreras, habituales en la serie, también darán algo de color al asunto, así como los enfrentamientos contra los bosses, que poseen una buena dosis de nostalgia mezclando ataques típicos de la saga en uno u otro juego anterior, así como nuevos movimientos que podrían sorprender al jugador confiado. La generosa cantidad de fases puede jugar un tanto en contra del juego, por paradójico que parezca, ya que puede llevar al tedio fácilmente, pero gracias a un plantel gráfico exquisito y una movida banda sonora que también se inspira en esos sonidos de los arcades de Konami, harán que todo sea más llevadero. Y si lo jugáis en multi (local o no), lo disfrutaréis mucho más, aunque lo terminéis varias veces. Ese es el espíritu de este tipo de juegos.

La partida puede convertirse en un caos muy divertido

 

Y es que gráficamente este tortugas es una pequeña maravilla: paletas coloristas y brillantes, animaciones geniales y muy trabajadas, multitud de guiños y enemigos diferentes, contanto incluso con animaciones especiales para determinadas situaciones, como cuando miembros del Clan del Pie están tecleando rabiosamente en los ordenadores de la redacción de noticias, o tomándose un polo en el zoo. Hay una atención al detalle y un cuidado y respeto para con la franquicia que demuestra que el cariño y el mimo que tenía el equipo a las tortugas se ha mantenido a la hora de crear su juego. Los diseños son algo diferentes a lo que estábamos acostumbrados, sí, algo que se hace más evidente en las escenas intermedias, en las que queda patente que April y el maestro Astilla han quedado peor retratados, pero se trata, en definitiva, de una reinterpretación de los artistas de este universo, y eso ya nos vale. Mención especial al detalle de los fondos y la interacción con los escenarios, en los que ha participado nuestro buen amigo Juanito Medina, antiguo portadista de la revista RetroManiac.

¡La intro animada es más que bienvenida!

 

Quizás el peor aspecto del título de Tribute sea los bugs que llegaron con la primera versión del juego cuando apareció hace unos días en las diferentes tiendas online. Algunos de estos fallos han sido parcheados en una reciente actualización, y aunque algunos jugadores puede que no llegasen a experimentarlo, servidor sí que se ha visto a veces con una tortuga detenida en el aire tras un salto desde posición elevada, o con unas ralentizaciones que no venían a cuento y una carga excesivamente lenta en la versión para Switch, al menos. Por fortuna, tanto desarrolladores como editora seguirán pendiente del juego y no nos cabe duda que lo pulirán al completo.

Cada personaje tiene sus características especiales

 

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge es uno de los mejores beat'em ups del momento. Deudor de toda una tradición de repartetortas, sus creadores han sabido conjugar perfectamente la jugabilidad más clásica con un planteamiento acorde con los tiempos. Sigue siendo un juego corto, no muy difícil y algunos bugs podrían ensombrecer la experiencia, pero todo esto debería quedar en segundo plano toda vez experimentéis el magnífico control y la jugabilidad, guiños y apartado técnico, que son de notable muy alto. Tribute ha sabido frenarse y no ha rellenado el juego con mecánicas insulsas o tediosas, han ido al grano y además incluyen un modo multijugador antológico. Si os gusta el género o sois amantes del neorretro, no lo dejéis escapar, y recordad además que Tesura lo pondrá a la venta en físico en nuestro país el próximo 29 de julio en dos ediciones (normal y signature) para PC, PS4, Xbox One y Switch.