Ver índice de webs/blogs

Retrogamers Underground : ¿Apple se fundó con dinero de Atari? Leer


El Breakout (también conocido como Arkanoid) nació como una versión del PONG para un sólo jugador. Al Alcorn, ingenierio de Atari y creador del Pong, había diseñado un prototipo que usaba demasiados chips para mover el juego, por lo que resultaba inviable como producto comercial sacar algo así porque costaba mucho su producción y como consecuencia, el precio final no lo pagaría casi nadie. 


Breakout 

En 1974, cuando Jobs solo tenía 19 años, Bushnell lo contrató para trabajar en Atari. Su contribución a la primera compañía de videojuegos fue el videojuego Breakout, el primer juego de romper ladrillos. Poco después Jobs se retiró a la India unos meses y abandonó la compañía.


Cartucho original Breakout

Según informa el blog americano Kotaku, Bushnell habló de Jobs en una conferencia en la Games Developers Conference de Austin, que se está celebrando desde hoy en la ciudad tejana. El ya anciano fundador de Atari comentó que contrató al fallecido informático cuando éste tenía 19 años, y que aunque era un joven problemático, desarrolló el videojuego de recreativa Breakout!. Luego, Steve Jobs se fue de retiro espiritual a la India, y abandonó la compañía.

"Steve Jobs trabajó para mí cuando tenía 19 años. Era una persona muy, muy inteligente y quisquillosa. Yo había diseñado el juego Breakout, y por aquella la gente pensaba que los juegos de rebotar bolas no tenían futuro [...] Ninguno de mis ingenieros quería trabajar en el proyecto". Bushnell comentó que, aunque era el dueño de Atari, respetaba la igualdad entre empleados, por lo que no encontró a nadie dispuesto a desarrollar el juego, salvo Steve Jobs.

Según Bushnell, "Steve estaba a punto de ser despedido porque no trabajaba bien con el resto, así que dije 'te voy a poner en el turno de ingenieria de noche', algo que realmente no teníamos, pero siempre he pensado que vale la pena darle una oportunidad a la gente sin importar lo difícil de carácter que sea".

Nolan Bushnell

Breakout se convirtió en un éxito para Atari, pero surgió un problema con las recreativas en Alemania, y la compañía necesitaba enviar a alguien. Jobs se ofreció, a condición de que le pagasen un billete desde Alemania a la India, donde quería pasar unos meses de retiro espiritual.

Bushnell aceptó la condición de Jobs, que pasó unos meses en la India, y tras volver de su retiro decidió abandonar Atari y fundar Apple. Jobs ofreció a Bushnell un porcentaje de Apple por 50.000 dólares y, "brillantemente dije no. Me he arrepentido de eso alguna que otra vez", dijo sonriendo.

El fundador de Atari concluyó la anécdota defendiendo la forma de ser de Jobs, que ha sido objetivo de críticas en los últimos días, resaltando su faceta tiránica en contraposición a los homenajes que ha recibido en todo el mundo. "Steve siempre ha sido un buen amigo y un gran visionario, y de hecho un hombre realmente agradable. He oído a la gente decir que era una persona difícil, pero la realidad es que cuando digo quisquilloso... Steve no soportaba a los tontos. Y creo que eso está bien. Pienso que ya tenemos demasiados tontos".