Ver índice de webs/blogs

RetroManiac : The Sword of IANNA en CPC, la obra maestra de Retroworks ya disponible para ordenadores Amstrad Leer


Una de las mejores aventuras para 8 bit de los últimos tiempos




¡Llegó el día! Ya está disponible The Sword of IANNA en descarga para ordenadores Amstrad CPC. La joya de Retroworks que nació en ZX Spectrum y que apareció finalmente también en ordenadores MSX, llega hasta sistemas Amstrad CPC para regocijo (y algarabía) de sus usuarios. The Sword of IANNA es un estupendo juego repleto de acción, plataformas, combates y mucha aventura; a caballo entre los plataformas cinemáticos posteriores y las videoaventuras clásicas de 8 bit. Una maravilla enorme que os dará juego para muchas horas...



Y es que árduo ha sido el trabajo para darle vida a esta nueva conversión del juego diseñado por Retroworks hace ya unos años, y que ha paseado palmito en ZX Spectrum y MSX2. La conversión, cuyo artífice principal ha sido Spyrax -con el apoyo incondicional del conocido equipo español de diseño de videojuegos para plataformas clásicos- es fantástica, gracias a un inteligente uso del modo 1 de alta resolución del CPC, por lo que su aspecto es muy similar al del juego original, pero cambiando la paleta de los 4 colores disponibles en este modo en Amstrad, para darle mayor variedad a los niveles. Un trabajo de diseño muy notable, que redunda claramente en el aspecto final del juego, tal y como podéis apreciar en los pantallazos que acompañan este texto.

El juego sigue contando con una ambientación maravillosa


El resultado a nivel gráfico es una suerte de mezcla entre las versiones de Speccy y la de MSX 2, pero con la propia personalidad del ordenador del señor Sugar, algo que nos congratula enormemente; porque de eso se trata: de no perder la esencia técnica ni jugable de estas producciones para nuestros micros preferidos. Este esfuerzo, se ve acompañado también por una puesta en escena excelente que aprovecha la palta de colores brillantes del CPC en otras zonas, como la espectacular pantalla de presentación redibujada por MAC de nuevo, el menú o la intro con la historia del juego.

La nueva pantalla de presentación es preciosa y aprovecha el color del CPC

Una vez metidos en harina la cosa no decae, y es que los temas medievales y misteriosos de Alberto «McAlby» siguen sonando de maravilla tras los arreglos necesarios del conocido compositor. Además, desde las opciones del juego podremos escoger entre disfrutar de la música y los efectos sonoros, o con solo uno de ellos. También en las opciones podremos redefinir nuestras teclas y acceder a la pantalla para introducir las contraseñas y poder continuar así donde nos quedamos la última vez.



Espectacular «Patas arriba» 


En el número 12 de RetroManiac incluimos un extenso «Patas arriba» de The Sword of Ianna escrito por nuestro colaborador Fede Álvarez. La historia del juego, el análisis, entrevistas con los autores, y el enorme mapeado con el paso a paso para salir vivo de esta tremenda aventura. Descárgatelo gratis, y disfrútalo en compañía del juego!



Concebido como una especie de secuela no oficial del clásico español de los 90, Blade: The Edge of Darkness, The Sword of Ianna es uno de esos proyectos largos en el tiempo que destilan calidad y mucho tesón en su ejecución. En el juego nos pondremos en la piel de Jarkum, un bárbaro de la estirpe de Arram. Somos el sucesor de una larga estirpe escogida por la diosa Ianna para acabar con la oscuridad causada por Asherat, el Señor del Caos. Tras un periodo de aparente paz, tendremos al final que cumplir con nuestro destino, y dirigirnos hasta Kashgar, fuente de todos los males que azotan el mundo.

¡Argh! Nos han convertido en una pila de huesos y carne. ¡A empezar de nuevo!


El juego cuenta con un extenso mapeado, por lo que necesitaremos tiempo, paciencia y repetir algunos tramos para conocer todos sus entresijos, secretos y la mejor forma de resolverlos. La exploración de los 8 niveles de los que consta The Sword of Ianna nos puede dedicar fácilmente algunas horas, aunque el sistema de contraseñas, como hemos comentado anteriormente, pueden aliviar la tensión de dejar el juego en algún momento y continuar luego por ese mismo nivel más tarde, prescindiendo de los savestates de los emuladores. El juego mantiene una dificultad muy medida y equilibrada: no será casi nunca un paseo, pero tampoco es injusto con el jugador, y apoya su progreso en que conozcamos poco a poco el diseño del nivel donde nos encontremos y la mejor forma de enfrentarnos a los enemigos.

Desde el menú podremos introducir las contraseñas para continuar por el nivel donde nos hayamos quedado


Precisamente, el sistema de combate está muy elaborado y es uno de los aspectos más reconocibles de este juego. Nuestro protagonista debe eliminar en duelo a los sucesivos enemigos que intentarán acabar con nosotros, y para ello será conveniente dominar el arte de la espada, de la defensa y la retirada. Cada enemigo tiene su propio patrón de movimientos y rutinas de ataque, por lo que estos combates terminarán por tener cierto aspecto táctico muy interesante, acrecentado por la posibilidad de subir de nivel, conseguir armas más poderosas, etc. Incluso siempre podremos optar por salir por patas y evitar el combate si amos mal de energía. Se abre todo un abanico de opciones realmente interesante en el juego de Retroworks...

Además de la espada, Jarkum también es capaz de agarrarse a las cornisas, saltar entre plataformas de mayor o menor distancia, correr, agacharse... Todo se maneja bastante bien, aunque hay que acostumbrarse al sistema de acción y a la cadencia de movimientos de nuestro protagonista, herencia directa de esos plataformas cinemáticos de los 90 en los que los personajes solían tener más frames de animación para cada uno de sus movimientos.

Jarkum subirá de nivel a medida que avance. Ese enemigo ha podido comprobarlo


En conclusión, The Swod of Ianna vuelve a ser una delicia visual y jugable, para nuestros ordenadores Amstrad CPC en este caso. La posibilidad de que prácticamente todos los usuarios de sistemas clásicos de 8 bit puedan disfrutar de una joya así, es un sueño hecho realidad que pocas veces se vio en los 80 con una producción tan bien acabada y resuelta. El uso del cartucho es una opción que le viene como anillo al dedo, y la adaptación no tiene ningún pero bajo nuestro punto de vista, siendo un acierto -en nuestra opinión- haber optado por un modo gráfico con menos colores pero mejor resolución, y así adaptar con más garantías el trabajo realizado en Spectrum y MSX 2 con anterioridad.

Retroworks, una vez más, se ha superado así misma, y desde aquí queremos agradecer su esfuerzo, trabajo y cariño por los micros. Ahora corred a descargar el juego y dejar un comentario a sus autores, ¡que seguro que lo agradecerán!