Ver índice de webs/blogs

RetroManiac : Impresiones con 3 Skulls of the Toltecs; el retorno en HD del vaquero más torpe del viejo Oeste Leer


Probamos la nueva versión del clásico de Revistronic disponible en Steam




Apenas hace unas pocas semanasCasual Brothers, una pequeña compañía madrileña capitaneada por Rodrigo Castillo, nos sorprendía con la buena noticia de que la opera prima del estudio Revistronic3 Skulls of the Toltecs, volvía a nuestros compatibles con un aspecto técnico renovado y con resoluciones de hasta 4K. Pero, antes de entrar en materia, demos unas pequeñas pinceladas a qué significó la producción y el lanzamiento original de esta aventura gráfica de corte tradicional.



Rodrigo Castillo es el hermano de Hernán Castillo. Juntos fundaron Revistronic. Esta compañía fue fundada en 1994, y a pesar de carecer por entonces de un videojuego publicado bajo ese sello, una decisión de diseño provocó que se convirtiera en la primera superproducción española unos años antes de Commandos.



Mientras la gran mayoría de aventuras gráficas de aquella época seguían apostando por la resolución VGA, esto es, 320x200 pixels o 320x240, y por el gráfico 2D pixel art, en Revistronic fueron seducidos por los escáneres y las hojas para pivotar animaciones. Este proceso, hasta entonces más propio de las películas de animación, fue el que a posteriori impresionaría a los inversores para finalmente firmar con Warner Interactive, una división recién creada por el gigante del entretenimiento enfocada al sector del videojuego.

Firmar con Warner se convirtió en el Yin y el Yang. Por una parte, la inyección de dinero permitió pasar de un estudio de apenas 100 m² a uno cuatro veces más grande, obtener más recursos y contar con grandísimos profesionales. Por la otra, la presión era palpable y los retrasos se fueron sucediendo uno tras otro. Al guión inicial hubo que hacerle recortes porque la historia inicial que se quería plasmar era tan ambiciosa que era más propia de una película de animación que de un videojuego. Inicialmente, el juego estaba previsto que saliera en disquetes de 3’5’’, pero durante el desarrollo, el CD-ROM, soporte presente en las consolas de nueva generación, se convirtió en el soporte por excelencia también en el PC. Estos retrasos, provocaron que el juego todavía estuviera en producción en 1996. Para entonces, Windows 95 ya se había convertido en el estándar de facto, y lanzar un juego exclusivamente en MS-DOS no tenía sentido, así que hubo que adaptarlo a Windows, lo que provocó a su vez otro aplazamiento..



A pesar de estos atrasos, y de que en 1.996 el género de las aventuras gráficas comenzaba a mostrar signos de debilidad en el mercado, 3 Skulls of the Toltecs consiguió colocar unas 500.000 copias en el mercado. El éxito de 3 Skulls permitió a Revistronic encarar nuevos proyectos con mucha confianza, y Fenimore Fillmore se convirtió en una especie de mascota de la compañía haciendo acto de aparición en otros trabajos como Toyland Racing (Dinamic, 1999), y en las dos partes de la saga 3 Skulls: The Westener (Revistronic, 2003) y Revenge (Revistronic, 2008).

No podemos olvidarnos de que Warner Interactive, poco tiempo después del lanzamiento del juego, abandonó durante un tiempo la distribución de videojuegos provocando que tan sólo hubiera una única edición de 3 Skulls of the Toltecs en caja grande. Gracias a esta nueva edición remasterizada, podremos volver a disfrutar de la primera aventura de Fenimore Fillmore.



3 Skulls of the Toltecs  es una aventura de corte clásico que bebe directamente del esquema de juego presentado por las aventuras tradicionales de LucasFilm. El juego nos sitúa en 1866 en Arizona, cuna del salvaje Oeste. Como buen juego basado en esa época, no le falta de nada. La fiebre del oro, la guerra contra México, la expansión de la figura del Sheriff, la fuerte inmigración de los chinos y de los japoneses, los militares, los servicios de mensajería modernos que se iniciaron en 1839, el ferrocarril, los fuertes de guerra, la ley seca, los salones, lugar de reunión habitual en el viejo Oeste, etc. Todo está perfectamente representado de una forma u otra en 3 Skulls of the Toltecs.



Fenimore, nuestro protagonista, se ve envuelto en una terrible persecución en donde unos hombres tratan de robar a un pobre buhonero. Como vaquero de buen corazón, trata de ayudarlo. Sin quererlo, la pobre victima, le revela la existencia de tres calaveras de oro, tres calaveras muy valiosas pero que sirven de llave para encontrar el gran tesoro de los Toltecas.

A partir de entonces, el objetivo de Fenimore se convertirá en dar con las tres calaveras y echar el guante al tesoro. A lo largo de la aventura se verá envuelto en multitud de situaciones en donde tendrá que lidiar con revolucionarios mexicanos, soldados franceses, los indios apaches y muchos otros personajes.

La primera novedad que encontramos respecto a la aventura original es que los títulos de crédito han sido modificados para dar un aspecto más elegante introduciendo nuevos gráficos con tiras de los personajes o partes del boceto que se utilizó para la portada. 




Si bien el aspecto gráfico del vídeo introductorio a veces no es todo lo bueno que nos gustaría, y que seguramente sea debido porque se ha convertido directamente a partir del vídeo del juego original en baja resolución, el resto del juego ha experimentado una gran mejora gráfica. El remaster elimina completamente los dientes de sierra y todos los defectos de la baja resolución y nos presenta una auténtica película de dibujos animados. Cabe la posibilidad de jugar con los gráficos originales, pero en este caso, al no ser pixel art, no se les echa en falta.




El esquema y las acciones a realizar por el jugador son las mismas que en la edición original y que pudimos disfrutar hace casi 23 años, pero Casual Brothers ha introducido pequeñas mejoras y detalles técnicos que puede que sólo los detecten los jugadores que jugaron a la edición original. Por ejemplo ahora en iglesia de Big Town suena una pequeña pieza musical que era inexistente en la versión de 1996.

Otra novedad ha sido la introducción de un sistema de autoguardado similar a los que se utilizan hoy día, lo que se traduce en que el jugador no tenga que preocuparse de ir grabando su propio progreso. Cabe destacar que se permite volver a un punto del pasado sin afectar por ello a los puntos más recientes, por lo que podemos revisitar alguna parte de nuestra aventura si nos apetece. En cuanto a la dificultad del juego, se podría decir que está bien balanceada. No es un paseo, pero tampoco una locura. Eso sí, en más de una situación habrá que tirar de mucho ingenio. No queremos hacer spoiler pero hay situación tan divertidas como surrealistas.

No podemos cerrar el análisis comentando que hemos sufrido algún bug mientras jugábamos, con una versión previa a la que se ha puesto hoy a la venta en Steam, pero también es cierto que el juego está recibiendo constantemente actualizaciones, por lo que es de esperar que estos errores se vayan puliendo.



Si sois fans de las aventuras gráficas de antaño, y queréis conocer un pedacito de la historia del software español, dadle una oportunidad. Si queréis saber más de este juego, en RetroManiac número 11 un servidor realizó una entrevista a Hernán Castillo en donde cuenta muchas anécdotas e incluso ya entonces comentaban Rodrigo y él que quizás en el futuro saldría una versión remasterizada de 3 Skull of the Toltecs. ¡Ese día ha llegado! 

Página en Steam de Fenimore Fillmore: 3 Skulls of the Toltecs. Disponible en precio promocional por algo menos de 5 € para ordenadores Windows.

Visita la web oficial para más info

Por Sergio Presa